Completa guía de artículos publicados sobre depilación clasificados por temas (depilacíon íntima, brasileña, cejas, fotodepilación, depilación laser, depilación en hombres , etc) o por fecha de publicación:

jueves, 27 de diciembre de 2007

Depilación del vello púbico

Cada vez son más las mujeres y hombres que se depilan completamente el pubis, por estética u otras razones. La tendencia ha permitido surgir a depiladores(as) especialistas en esa íntima zona.


Destacado

La ropa interior más pequeña en las mujeres las lleva a evitar que los vellos sobresalgan. Los hombres lo hacen para impedir que se adhieran al glande y provoquen dolor.

Prevención

* No se debe utilizar una misma hoja de afeitar para distintas sesiones, ya que ésta puede oxidarse y provocar infecciones.
* Lo mismo ocurre con algunas ceras depilatorias que ocasionan daños a la piel cuando son reutilizadas demasiado y se contaminan.
* Una pinza no esterilizada también puede infectar el pubis.
* Si el corte del vello púbico se realiza con una tijera, debe evitarse ponerla en contacto con la piel y sólo erradicar el vello.
* Si se usa una máquina de afeitar eléctrica, hay que asegurarse de que esté limpia y realizar un corte suave que no presione tanto la piel.
* Si el vello púbico se cae en abundancia, se está en presencia de un cuadro endocrinológico que debe ser atendido por un médico.



De acuerdo al Diccionario Práctico para el Conocimiento Sexual, de Claudio Alarco, el pubis "es la parte inferior del vientre que a partir de la pubertad está cubierto de vello. Su relieve en la mujer es más saliente que en el hombre y recibe el nombre de Monte de Venus". Específicamente, el Monte de Venus es la "prominencia grasosa encima de la vulva, entre la parte inferior de la pared abdominal y el comienzo de los labios mayores. A partir de la pubertad se encuentra cubierto de vello. Es una zona erógena importante de la mujer".
Entonces, se hace necesario distinguir entre el vello púbico de la mujer y del hombre, ya que se encuentran en zonas no equivalentes en los órganos externos. El del hombre está en el pubis y cubre en menor cantidad los testículos y la base del pene, pero no el pene propiamente tal. No ocurre lo mismo con la mujer.
El urólogo Álvaro Gómez Gallo enfatiza que "para referirse al vello púbico hay que diferenciar el hombre de la mujer. El vello pubiano en la mujer se llama también Monte de Venus, lo que significa que siempre ha estado relacionado con la sensualidad y sexualidad. La función fundamental del punto de vista estético femenino del vello pubiano se relaciona con sus rasgos determinantes que pueden llevar a excitar a un hombre, por ello lo cuidan muy delicadamente y lo adornan para dejarlo con un corte bien presentado, lo que tiene un efecto muy favorable en la relación de pareja".
Según el sexólogo hay que tomar precauciones de higiene para evitar enfermedades de transmisión sexual, porque las infecciones en el pubis se producen por contacto físico, la mayoría de las veces, y no porque se tenga más o menos rasurado el vello. "Es lo mismo que cuidarse el pelo de la cabeza, allí no se van a generar infecciones por tener más o menos cabello, sólo hay que lavárselo regularmente para impedir la formación de enfermedades como piojos, liendres o alergias", compara el profesional.

CORTE Y DEPILACIÓN
El facultativo asegura que el recorte y depilación no ocasiona ningún tipo de riesgo de daños o enfermedades. "El único efecto que se produce es cosmético e incluso hay mujeres que les molesta y desagrada el vello pubiano, por lo que se lo rasuran. Otras lo hacen por razones de oficio, como las que se dedican a la pornografía, principalmente en Estados Unidos, Brasil y países de Europa", explica Gómez.
Según estudios norteamericanos, ese no es un factor determinante a la hora de enfrentar una relación sexual. Asimismo, el vello abundante del varón es asociado a virilidad y masculinidad en algunas sociedades, aunque muchos optan por la depilación para que algunos no se enreden en el glande y provoquen inesperados tirones y dolores.
Para algunas sociedades, el vello púbico del hombre es equivalente a la melena del león; o sea, símbolo de fuerza, claro que en Egipto, por ejemplo, los hombres se depilaban y las mujeres no. O sea, en cuestión de opciones hay variedad.
Rasurarse el vello pubiano no es una modalidad reciente, porque está demostrado que hombres y mujeres se depilaron en algunas épocas.
Hasta hace poco tiempo, en la realización de su arte erótico, japoneses y japonesas tenían como modalidad no afeitarse el vello púbico. Es más, en el caso del hombre el vello reforzaba y le daba cuerpo al pene, para que se visualizara más grande y llamativo ante la vista femenina.
Ello puede contrastarse con las mujeres que les produce pudor desnudarse frente al hombre para tener relaciones sexuales si es que no han recortado o afeitado su pubis.
La depilación del vello púbico del hombre ha aumentado en los últimos años, aunque muchos optan solo por rebajarse.
Ante estas necesidades, han surgido los depiladores y depiladoras especialistas en esas zonas íntimas, quienes con sumo cuidado atienden a su clientela.
Cada vez son más las mujeres y hombres que se depilan completamente el pubis, por estética u otras razones. La tendencia ha permitido surgir a depiladores(as) especialistas en esa íntima zona.